Hernia discal

Durante muchas décadas, los doctores, quiroprácticos y los científicos creyeron que la mayoría de casos de dolor de espalda fueron causados por discos “deslizados” o “rasgados”. Ahora sabemos que esto no es cierto. Los problemas de disco constituyen sólo una pequeña parte de las causas de dolor de espalda y rara vez requieren cirugía para el alivio del dolor.

¿Qué son los discos de la columna?

Los discos son los que proporcionan la absorción de choque, protegiendo la médula espinal y asegurando flexibilidad de la espina dorsal. También realizan otras funciones. Los discos espinales son esencialmente ligamentos (estructuras que conectan los huesos) que se fijan a la parte superior e inferior de cada vértebra. Por último, actúan como un eje para dirigir el tipo de movimiento por el que cada vértebra viaja.

¿Cuáles son los problemas de disco más comunes?

  • Un disco “abultado” es el resultado de ligeros desgarros en las fibras más externas de una fibrosis anular. Estas pequeñas laceraciones pueden ser dolorosas por un corto tiempo.

  • Una protrusión/extrusión de disco, también llamada “herniación”, es una lesión más importante. Es el resultado de un desgarro completo o significativo de las fibras de un anillo, cuando parte del núcleo se filtra. Una hernia también puede ser dolorosa e incluso causar la compresión del nervio. En los casos más graves, la médula espinal puede comprimirse.

  • El problema de disco más común que sufren los adultos es la enfermedad degenerativa de disco. Esto ocurre cuando el núcleo del disco pierde agua y se desarrollan pequeños desgarros en él. El cuerpo forma osteofitos (espolones óseos), a lo largo de los bordes de la vértebra y el espacio del disco se estrecha. Solíamos creer que esto era una función de “desgaste” a medida que envejecíamos. La evidencia más reciente demuestra que, muy frecuentemente, hay una relación hereditaria con el desarrollo de la enfermedad degenerativa de disco. La enfermedad también puede ser causada por un trauma/lesión.

¿Cuáles son los signos y síntomas comunes de los problemas de disco?

Los signos comunes de problemas de disco incluyen, pero no se limitan a:

  • Dolor de cuello o espalda

  • Dolor en la pierna o brazo

  • Rigidez

  • Sensibilidad en la columna vertebral y los músculos espinales

¿Cómo se tratan los problemas de disco?

Afortunadamente, en la mayoría de las circunstancias, los problemas de disco se tratan fácilmente con intervenciones conservadoras. Al comienzo de una lesión aguda, su quiropráctico probablemente establecerá una meta de control del dolor usando varias modalidades físicas diferentes para alcanzarlo. Tanto el hielo como el calor han mostrado eficacia en el manejo del dolor de lesión aguda de espalda baja. Su quiropráctico le ayudará a determinar cuál es más eficaz para usted. Además, volver a ponerse de pie y moverse tan pronto como sea posible es fundamental. Normalmente, cuanto menos tiempo pasa en la cama, mejor está en términos de resultados a largo plazo.

También necesitará aprender a no tener miedo de moverse. Se ha demostrado también que el ajuste quiropráctico espinal es una herramienta segura y eficaz en el manejo de los problemas de disco. La manipulación es especialmente eficaz cuando se combina con el ejercicio terapéutico. En la mayoría de las circunstancias, la cirugía de la columna vertebral y las inyecciones no son necesarias en el manejo de los problemas de disco y a menudo causan más problemas que soluciones.

Su quiropráctico discutirá todas las opciones de tratamiento disponibles con usted y le ayudará a decidir el mejor curso de acción.

¿Se pueden prevenir los problemas de disco?

Ya se conoce que el ejercicio regular ayuda a fortalecer la espalda, sin embargo,  estudios han demostrado que mantenerse en forma y el uso de la mecánica corporal adecuada por sí solos no evitarán lesiones. El Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés) recomienda que las personas no levanten más de 50 libras. Además, las actividades que requieren posturas incómodas o prolongadas y tensiones repetitivas colocan a los individuos en mayor riesgo de sufrir trastornos musculoesqueléticos y problemas de disco, independientemente de la mecánica corporal y el nivel de condición física.

Su  quiropráctico puede realizar una evaluación ergonómica de su trabajo y actividades en el hogar para ayudarle a prevenir lesiones. También es muy importante tener “conciencia vertebral”. Haga un esfuerzo estando atento, por ejemplo, para ser consciente de qué postura está manteniendo cuando se sienta, se pone de pie, se acuesta, trabaja y hace ejercicio. Levante objetos con la postura correcta, sin olvidar doblar las rodillas, manteniendo el objeto cerca de su cuerpo, con la espalda recta y levantando el peso con las piernas. Nunca levante un objeto encorvándose y girando o simplemente provocará a una lesión en la espalda.

Dirección

Gobernador José Guadalupe Covarrubias 78, San Miguel Chapultepec Mexico DF

Contacto

Reservar una cita

Horarios de atención

Lunes a Viernes
9am a 1pm
3pm a 8pm

Dirección

Gobernador José Guadalupe Covarrubias 78, San Miguel Chapultepec Mexico DF

Horarios de atención

Lunes a Viernes
9am a 1pm
3pm a 8pm